¡Todo era amor! Vanguardias I

Las Vanguardias de principios del siglo XX revolucionaron, revolucionan y revolucionarán los corazones porque presentan una literatura delirante, tan arriesgada e impactante como comunicativa. Comunicación libre de los sentimientos universales,claro. En estas sesiones (escritura automática, greguerías, surrealismo…) lo estás comprobando tú mismo: se produce sintonía en lo absurdo y comunión con lo onírico y su rebeldía.
La mejor manera de mostrar esa simpatía es reinventar en tu blog un poema-plagio basado en ¡Todo era amor!   (¡Todo era amor! versión .doc por si caduca la página web), texto panteísta del poeta argentino surrealista Oliverio Girondo.
Recuerda que tienes que cambiar el mensaje del poema al sustituir el sustantivo amor por otro cualquiera (dolor, cielo, odio, Marta…), y luego lanzarte a la libre asociación de ideas (siempre respetando la sintaxis del poema.).

No olvides tampoco escribir antes un enlace a este post o a los versos originales del poeta nacido en Buenos Aires.
Salud y conciencia.

Imagen: “La persistencia de la memoria” (1931) de Dalí

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s